Este nuevo episodio de crisis que ha desencadenado la COVID19 hace que este año sea más importante que nunca que las entidades de la ESS volvamos a enseñar el corazón. Tenemos claro que el Balance/Auditoría Social de este año no puede mantenerse aislado del contexto que tenemos desde el mes de marzo y las distintas redes de REAS RdR hemos trabajado conjuntamente para que el Balance/Auditoría Social se convierta en una herramienta en favor de una respuesta conjunta de la ESS a medio y largo plazo.

El Balance Social como herramienta a disposición de la respuesta conjunta de la ESS a medio y largo plazo

Cuando habitualmente exponemos qué creemos que aporta a las entidades hacer el Balance/Auditoría Social, hablamos de 4 tipos de beneficios que el contexto actual los hace aún más importantes: necesitamos que la ESS sea más visible que nunca, comunicar nuestras prácticas, que las Administraciones reconozcan nuestra labor y poder seguir el proceso de autoevaluación y mejora interna.

Ahora bien, este 2020 necesitamos ir más allá. Nos hemos marcado como objetivo principal que el Balance/Auditoría Social sea una herramienta en favor de una respuesta de la ESS y para la ESS al contexto que estamos viviendo. Por una parte, queremos conocer y visibilizar el impacto que está teniendo en las organizaciones de la ESS la crisis desencadenada por la COVID19 para poder diseñar planes y propuestas para el medio y largo plazo.

Por otra parte, estas últimas semanas se está poniendo de relieve que lo público y común, los cuidados, el apoyo mutuo y la resilencia, sobre todo ecológica, son puntales fundamentales para salir de esta crisis y la que viene. Todos estos valores y prácticas definen la ESS y creemos que es más necesario que nunca visibilizar y enfatizar.

Por todo ello, hemos enfocado la campaña desde varios ejes:

Del 2019, necesitamos conocer:

  1. Cuál era la situación al cierre del ejercicio 2019 para poder comparar con la situación de 2020.
  2. Qué prácticas definían la ESS en 2019 y es su evolución comparada con años anteriores. Las prácticas de la ESS ya eran una respuesta a los retos que teníamos antes de la COVID19. Unos retos que esta pandemia está desencadenando, visibilizando y acelerando la necesidad de respuesta.

De 2020 necesitamos conocer:

  1. Cuál ha sido el primer impacto durante la fase de estado de alarma y como han respondido las empresas y entidades de la ESS.
  2. Cuál es la situación de las entidades al final del primer semestre de 2020 y la previsión hasta final de año, para poder evaluar el impacto a medio plazo y las medidas necesarias a aplicar.
  3. Cuáles son las medidas que las entidades necesitan para poder hacer frente a la crisis de medio y largo plazo que se está desencadenando.

Estructura de la campaña de Balance/Auditoría Social 2020

Con todo ello, la campaña del Balance/Auditoría Social de este año es ligeramente diferente de la habitual y constará de dos fases:

  • Fase 1 – a partir del 27 de abril: preguntas referentes al ejercicio 2019
  • Fase 2 – a partir del 1 de julio: preguntas referentes al contexto de crisis derivado de la COVID19

Que no quede un balcón sin lucir su balance, gritemos a todo el mundo que #SomosLaSalida