Hoy, 25 de febrero de 2016, FUNCASOR se suma a la celebración del Día Internacional del Implante Coclear, tecnología que ha hecho historia en el mundo de la discapacidad auditiva, permitiendo “la escucha” a personas con hipoacusia profunda. De eso hace ya 59 años, ya que el 25 de febrero de 1957 se realizó el primer implante coclear a nivel mundial por los Doctores Djourno y Eyres.

Actualmente el pronóstico y desarrollo de una persona con sordera profunda, es muy diferente al de épocas pasadas al implante coclear y, como entidad que trabaja con las personas con sordera y sus familias nos alegramos enormemente por ello pero a su vez consideramos que queda mucho camino por andar, por lo que reivindicamos y pedimos:

  • Un programa de detección que abarque las edades posteriores al nacimiento para identificar las pérdidas progresivas o súbitas en la infancia lo más tempranamente posible, para así poder acceder al programa de implante minimizando el tiempo de espera y disminuyendo las posibles dificultades en el desarrollo del lenguaje, acceso a la información, etc. 
  • El acceso gratuito a todos los componentes necesarios para el buen funcionamiento del implante coclear. 
  • Que las diferentes gestiones (reparación, renovación, …) se realicen en el centro hospitalario, sin necesitar un centro comercial audioprotésico como intermediario.
  • Que se asegure el acceso a la rehabilitación logopédica especializada de las personas implantadas para optimizar el funcionamiento del dispositivo.
Seguimos en la lucha y con nuestra incansable labor en contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas sordas y sus familias.